Ganar perdiendo Sobre lo divertido de perder mucho y la competitividad

Que éste blog se llame Jugar a Perder no es por casualidad. Desde hace tiempo, casi todo el que llevo en este hobby y en el que la gente que ha querido se ha acercado a él a través de mí, he sido consciente de que hay múltiples tipologías de jugadores que saben y pueden destacar dependiendo de las habilidades que tengan, de lo que ponen sobre la mesa para jugar a un juego y de su competitividad. Yo pierdo, y pierdo mucho. Casi podría decir que ganar es un rara avis en mi currículum ¿por qué? ¿Afecta esto a la manera en la que vivimos las partidas?
Continúa leyendo Ganar perdiendo Sobre lo divertido de perder mucho y la competitividad

La insoportable levedad del TOP Has visto cientos de 'tops' más allá de la puerta de Tannhäuser, pero éstos se perderán como lágrimas en la lluvia.

Siempre me ha costado hacer un ‘top’ de juegos favoritos. Me he cansado enseguida o al rato de hacerlo he pensado que no merecía la pena, que mañana cambiaría y que si lo releía nada más terminar de hacerlo habría que rehacerlo. Cuando me he decidido a hacerlo, he tratado de pensar en cuáles no cambiarían nunca y qué juegos serían inamovibles, pero era imposible tener ninguna certeza de nada. Los que hace años pensaba que me gustarían hoy quiza no lo hagan por las mismas razones.

Teniendo esta premisa por cierta, se me ocurren varias reflexiones a las que voy a dar un par de vueltas en la boca cual hueso de oliva en boca de viejo.
Continúa leyendo La insoportable levedad del TOP Has visto cientos de ‘tops’ más allá de la puerta de Tannhäuser, pero éstos se perderán como lágrimas en la lluvia.

Rol y mensajes de WhatsApp Cómo encontrar la metadona del rol gracias a jugar a través de una plataforma que llevo siempre en mi móvil: el WhatsApp.

Una de los asuntos que más nos comen la moral a los simples mortales venidos a más con esto de los juegos es no tener tiempo para jugarlos. Cuando hay una problemática que obliga a que no podamos ni sepamos cómo sacarlos a la mesa, se han de tener en cuenta muchas posibilidades. Yo las he ido descartando prácticamente todas, pero una de ellas me tiene absolutamente maravillado, a través de los juegos de rol y los mensajes de WhatsApp.
Continúa leyendo Rol y mensajes de WhatsApp Cómo encontrar la metadona del rol gracias a jugar a través de una plataforma que llevo siempre en mi móvil: el WhatsApp.

El jugador indefinido – Jugar sin parar (II) Cuando te gusta todo, quieres probar todos los juegos, no te ves identificado ni como "plastiquero", ni "eurogamer" ni "wargamero" y no hay un solo juego del que puedas decir "no es mi tipo".

Como si no hubiera un mañana, así se juega en los eventos como el que jugamos en la cita privada llamada Las Grecas IV. Este último evento al que asistí no jugué ni tanto ni con tanto fervor, uno ya se siente con más tranquilidad y posibilidad de elegir hasta dónde y de qué manera quiere jugar. Pero me reafirma una vez más en la idea de que le doy a todo, a diestro y siniestro, y a veces, sin importarme el qué. Soy un jugador indefinido.
Continúa leyendo El jugador indefinido – Jugar sin parar (II) Cuando te gusta todo, quieres probar todos los juegos, no te ves identificado ni como “plastiquero”, ni “eurogamer” ni “wargamero” y no hay un solo juego del que puedas decir “no es mi tipo”.

Mindfulness en los juegos de mesa (y 2) Algunos trucos del Mindfulness para disfrutar más y mejor de tus juegos

Desde que ha empezado el nuevo año he escuchado varias voces que me han hecho pensar en que era el momento perfecto para retomar el artículo que tenéis entre manos y que continúa la serie que iniciara con Mindfulness y los juegos de mesa (1).

En este caso puede llevar a engaño el pensar que el artículo que vais a leer tiene que ver con el hecho de que los juegos de mesa sean utilizados para realizar la práctica del mindfulness. Es más bien al contrario: cómo la práctica del minfullness puede ayudarnos a disfrutar más y mejor de nuestros juegos de mesa.
Continúa leyendo Mindfulness en los juegos de mesa (y 2) Algunos trucos del Mindfulness para disfrutar más y mejor de tus juegos

Sobre juegos, sin juegos – 2017 Algunos de los hitos de mi año relacionados con juegos de mesa que no son juegos de mesa.

Esta es una recopilación –muy personal–de lo que para mí ha sido durante este año 2017 algunos de los hitos más importantes relacionados con juegos de mesa, pero que no son juegos de mesa. No se trata de lo mejor, no tienen un orden ni obedecen a un listado, pero han hecho que pensara en más cosas que en juegos de mesa sin dejar de pertenecer al mundo de los juegos de mesa.
Continúa leyendo Sobre juegos, sin juegos – 2017 Algunos de los hitos de mi año relacionados con juegos de mesa que no son juegos de mesa.

Gustos y circunstancias Vivimos y evolucionamos conforme a las circunstancias que nos envuelven. Y nuestros gustos también lo hacen.

Nuestras circunstancias y nuestros gustos van de la mano. Uno camina junto a otro y ambos se hacen evolucionar mutuamente. Incluso en este mundo, el de los juegos de mesa, que tiene formas muy compactadas de ser disfrutado, mucho estatismo y poca capacidad para alejarse del sentido más clásico en el que es disfrutado; alrededor de una mesa.
Continúa leyendo Gustos y circunstancias Vivimos y evolucionamos conforme a las circunstancias que nos envuelven. Y nuestros gustos también lo hacen.

Essen 2017 desde el sofá Un par de reflexiones a propósito del festival de Essen sobre los creadores en el mercado de los juegos de mesa. Desde el sofá de casa, eso sí.

Escribo esto en medio de la algarabía que supone para los jugadores de mesa el acontecimiento de la Feria internacional de Essen. Pero desde el sofá, eso sí.

He dejado aparcadas algunos de los temas pendientes para el blog a la espera de montarlos como dios manda y me he atrevido a escribir algo sobre esta feria de juegos que, ya el año pasado registraba unas estadísticas febriles.
Continúa leyendo Essen 2017 desde el sofá Un par de reflexiones a propósito del festival de Essen sobre los creadores en el mercado de los juegos de mesa. Desde el sofá de casa, eso sí.

El evangelio del jugador de juegos de mesa ¿Debemos empeñarnos en que a todo el mundo le gusten los juegos de mesa?

El jugador se proclama a sí mismo caballero, abraza el evangelio de los juegos de mesa, se pone de rodillas frente al Catán y decide que, desde ese día, enseñará a todo el mundo a jugar a sus juegos de mesa favoritos.

Porque el recién creado evangelizador, el jugador de nuevo cuño, no puede pensar en otra cosa que no sea en jugar. Está inmerso en la fase posterior a sus primeras partidas a juegos que posiblemente queden atrás en seguida. Quizá ya ha probado algún peso medio, algún juego de cartas nunca antes visto, o alguno con mazmorras y figuras como para asfixiarse de éxtasis. Todo es novedoso, todo es de olores frutales y de colores mistéricos. Todo es exótico hasta decir basta.

¿Pero, sabemos en qué hora decir “basta”?
Continúa leyendo El evangelio del jugador de juegos de mesa ¿Debemos empeñarnos en que a todo el mundo le gusten los juegos de mesa?

Los piratas, Hitler y yo Un despiste y varias excusas para justificar que tengo un juego pirata.

Tengo que apuntar desde el primer momento que no suelo disfrutar en los juegos de roles ocultos per se, a no ser que aspiren a aportar algo más que a basar todo su fundamento en esa mecánica específica. Por ejemplo, Ciudadelas, un juego de roles intercambiables, que es una idea brillante que se conjugó en un juego estupendo, por tiempo de partida, jugabilidad y accesibilidad.

No he disfrutado cien por cien nunca de juegos en los que el juego no es el responsable de que la partida vaya a buen puerto y que son los jugadores, en grupo. A no ser que fuera rol, pero eso es otra historia. Creo que jamás jugaré a Galáctica porque el tema no me atrae en absoluto. La Resistencia, por ejemplo, me aportó cosas buenas y otras tantas olvidables que seguramente no fueran demérito del propio juego, y mi caso con este juego puede resumir bien a lo que me refiero.
Continúa leyendo Los piratas, Hitler y yo Un despiste y varias excusas para justificar que tengo un juego pirata.