Symbaroum.

Sobre juegos, sin juegos – 2017 Algunos de los hitos de mi año relacionados con juegos de mesa que no son juegos de mesa.

Esta es una recopilación –muy personal–de lo que para mí ha sido durante este año 2017 algunos de los hitos más importantes relacionados con juegos de mesa, pero que no son juegos de mesa. No se trata de lo mejor, no tienen un orden ni obedecen a un listado, pero han hecho que pensara en más cosas que en juegos de mesa sin dejar de pertenecer al mundo de los juegos de mesa.

Pintar monigotes.

Os voy a contar una pequeña historia personal. Durante una época algo chunga viví bastante alejado de cualquier tipo de actividad relacionada con el ocio. Ocupaba mi espacio de la manera más activa posible, siempre buscado un beneficio utilitario en cualquier quehacer que tenía entre manos.

Y como podéis imaginar todo acababa llegando a ser bastante agobiante hasta el punto de no poder gestionarme a mí mismo por no poder gestionar mi tiempo. El estrés es la peor enfermedad que este nuevo modo de vida nos ha legado, amigos.

El médico me dijo que necesitaba parar, que tenía que encontrar una actividad que me empujase a no tener que ver lo que hacía como algo que debiera repercutir en algo de “buen provecho”. Me preguntó que si me gustaba pintar. Le dije que cuando era adolescente dibujaba, y no lo hacía mal. Y precisamente por eso era una actividad que podía volvérseme en contra; si me viera de nuevo dibujando mal por falta de práctica, tantos años después, podría tender a compararme con mi “yo” de hace quince años, que lo hacía mucho mejor. Y así sería más sencillo abandonar.

No os riais de mis recién pintadas figuiritas, ¡recordad que todo es para calmar la ansiedad!
No os riais de mis recién pintadas figuiritas, ¡recordad que todo es para calmar la ansiedad!

¿Algo que no se me dé bien o que nunca haya probado anteriormente? Recordé mis figuritas de Warhammer. Con el visto bueno del médico las recuperé del fondo del armario, compré varias pinturas y me pasé aquel verano pintando. Lo mejor de esto no es sólo la satisfacción de ver el proceso completo con todos sus pasos y consecuencias.

Pero también la obligatoriedad de parar, de que cada capa de pintura requiere su tiempo, su secado y su nueva capa, y es algo que uno no puede controlar. Un amigo mío que le ha pillado el gusto a hacer pan me decía lo mismo, que debía esperar a que el horno y la fermentación hicieran su trabajo; aquí no vale con querer seguir adelante y tener tu pan listo cuando te dé la gana. Con las figuras ocurre lo mismo. Hay niveles y niveles, por supuesto, pero todos requieren un tiempo que no nos queda más narices que conceder.

Hace poco estuve aquejado de una neumonía. Quizá otra señal de que debía parar un poco y caminar con más firmeza que rapidez. Así que, gracias a la “Academia Imperial Assault” y a sus integrantes –una iniciativa para revitalizar el juego en el club Mecatol Rex– he recuperado el gusto y las ganas de pintar, esta vez figuritas de Star Wars. Va más allá de hacerlo mejor o peor, que queden más o menos vistosas en mesa. Se trata de ejercer un derecho que a veces se me olvida que tengo; el de no hacer absolutamente nada productivo per se.

Podcast y otros medios.

No es cuestión de lanzarnos besos ni hacer la pelota más de lo debido. Ni conozco todos los medios ni creo que estos sean los mejores de la manera más objetiva, puesto que habrá otras disciplinas que considere menos afines a mí. Me consta que hay grandes medios sobre aprendizaje a través del juego o que se nutren de reseñas de juegos de mesa, pero no me interesan especialmente o no los leo con tanta avidez como otros. Además, no veo apenas vídeos a no ser que sean sobre algo que busque en un momento concreto. Pero hay tres medios sobre juegos de mesa que quiero destacar y que son posiblemente los que más me han interesado a lo largo de este año.

No solo juegos solos es un podcast de juegos de mesa que tiene algo más de un año de vida. Sus programas sobrepasan lo aconsejable en términos temporales, o lo que podríamos nombrar como estandarizado. A veces porque parezca pasarse de vueltas o enrollarse demasiado. Pero en realidad no es verdad. Los cortes y las secciones son lo suficientemente distinguibles como para poder tener empaque distinto, a pesar de que, en muchas ocasiones, el cuerpo del programa ocupe un tema principal.

Es, extrapolado a mis juegos, lo que me gustaría a mí para exprimir mis propias experiencias; un roer y analizar tranquilo, sosegado, sin prisas y tratando del caminar por todos los caminos posibles. Además, trata de incluir temas que se alejan de los que el panorama “podcastil” se empeña hasta la saciedad: aquí no se habla de ferias ni se le da mil vueltas a Essen, ni se pliega a novedades, ni se habla de juegos fatuos a los que echarás una sola partida. Esto tiene doble rasero, claro, porque sus grabaciones, como buen cocido a fuego lento, se hacen esperar.

El programa hace hincapié a juegos que puedan jugarse en solitario, pero su autor –conocido como Vilvoh en el mundillo– creo que ya ha sobrepasado el interés por resultar específico y se ha diversificado lo suficiente como para ver temas potenciales en casi cualquier lado. Y yo, como oyente, lo agradezco. A destacar, este año, la doble ración del especial verano –casi diez horas de audio–, para mí lo mejor en cuanto a podcast se refiere que he escuchado este 2017.

Portada del portal de La Matatena
Portada del portal de La Matatena

La Matatena es un blog mejicano que contiene artículos de todo tipo, por lo que podría decirse que es un cajón de sastre bien nutrido y estructurado. Podría igualmente decirse que aspira a conectar a todos los tipos de jugadores –algo imposible por otra parte–pero lo bueno es que cualquiera de sus artículos tiene un toque característico que les acaba por definir. Los artículos que más me interesan son de carácter editorial, a modo de opinión, sobre análisis de tipologías concretas, de situaciones socioculturales o aspectos de los juegos de mesa que van más allá del juego.

También se mantienen pegados a la actualidad salpicando sus artículos de actualizaciones periódicas de los Kickstarters que más les interesan. Son prolíficos, escriben muy bien, y además son muy majos, y eso se traspira. No solo por lo que trasmiten, sino porque su medio hermano, el podcast Mariachi Meeple, tiene entre sus integrantes varios de los miembros de la Matatena, y ahí hacen notar su desparpajo y sus ganas y simpatía. Pero sobre todo, van más allá de los juegos y por eso para mí se han convertido en un portal que visito siempre que hay una nueva entrada en él.

Rol de los 90 es un blog para todos los que nos atrevimos a encararnos al rol con solo un par de dados, una hoja en blanco y un lápiz. Respira nostalgia en todos sus post pero también un amor fundamental por un tiempo en el que nada importaba más que lo que podías encontrar más allá de la entrada a la mazmorra, y nada podría ocupar más tu mente que la próxima tirada de dados. Tardes enteras en el desván jugando hasta morirnos de sueño, de veranos eternos y bocadillos de chocolate blanco. Todo esto, además de tesoros escondidos, diseños no publicados, colecciones antiguas y gran cantidad de temas relacionados con lo que envolvió al rol en sus primeros años en España, es lo que destila este blog que merece darse a conocer tanto como sea necesario.

Mihaljo Dimitrevski, “el equilibrado”.

En él personifico un gusto por la vistosidad y el buen hacer artístico del que voy tomando cada vez mayor nota en los juegos. No es, por supuesto, mi interés primigenio, pero como entenderéis a continuación, lo que pretendo es hacer destacar qué es lo que este autor aporta y qué me encanta que hagan los dibujantes.

Sus dibujos, aparte de ser preciosistas, con un tratamiento del color fastuoso y espectacular, tienen la suficiente entereza como para, cuando es necesario, pasar desapercibidos. No llega a niveles como autores de corte francés que temo –adoro a Vicent Dutrait–a veces eclipsen el juego, que lo desnivelen y lo desequilibren. Un dibujante que deja una sensación de estar por encima o por debajo de la obra que ilustra desmerece al juego, en un sentido u otro. Las sensaciones son las que han de permanecer, y han de mantenerse en equilibrio con la utilidad de las ilustraciones.

Algunos diseños de Dimitrevski para 'Raiders of the north sea' que edita en español Primigenio.
Algunos diseños de Dimitrevski para ‘Raiders of the north sea’ que edita en español Primigenio.

Hago hincapié en la ilustración más allá al diseño –indispensable pero no exactamente en el caso que nos ocupa– por tener en cuenta que destaco a Dimitrevsky como un dibujante en línea con todos los juegos que ilustra –y que he podido jugar, vaya–, que se caracterizan por su peso, mecánicas y accesibilidad. Dimitrevsky es el hombre ideal para el juego que imaginas que ilustrará. Para poner en contexto a lo que me refiero, voy a tratar de ilustrarlo –nunca mejor dicho– con un par de ejemplos.

Ejemplos recientes de desequilibrio: Agra y Gaia Projet.

Ejemplos recientes de equilibrio: Pulsar 2849 y Lisboa.

Además, se da la feliz circunstancia –y es algo que merece destacarse– que Dimitrevsky hace un tratamiento muy cuidado de sus personajes masculinos y femeninos. Su cercanía al cartoon podría propiciar actitudes desafortunadas que no llegan a darse. No veremos personajes cosificados en ningún sentido más allá de lo que el tema del juego exija y permita al dibujante experimentar. Da una constante sensación de respeto y divertimento –y ausencia de incompatibilidades– que no puedo dejar de subrayar.

Geek and Sundry

Supongo que no todos conocéis este canal emitido por plataforma Twitch y un portal dedicado a juegos de mesa, rol y fandom que se emite en EEUU y que está recabando considerables audiencias. Y es sorprendente cuando hablamos de producciones especialmente creadas para un círculo que nos incluye: explicaciones de juegos, series de televisión propia con temáticas de ciencia ficción-fantasía y hasta partidas de rol.

Aun siendo un medio profesional y con algunas carencias de producción, es tan destacable todo lo que realizan, por medios y recursos técnicos y humanos, que no puede más que merecer mi aplauso. Aunque no me apasionen ni me atraigan la mayoría de sus contenidos.

Portada de la página oficial de 'Geek and Sundry'.
Portada de la página oficial de ‘Geek and Sundry’.

Más allá de aunar un mainstream cada vez más latente, el valor que tiene es el de erigirse como modelo y ocupar un hueco especialmente difícil de cubrir. La respuesta fan de sus oyentes se hace notar en redes sociales, además, de forma cualitativa y muy creativa. Hay mucho talento oculto que sale a la luz cuando focos como este tipo de proyectos ejercen de empuje para dar un paso adelante.

Muy a destacar la partida de rol en directo que juegan a Dungeons & Dragons, en la que participan famosos que han pasado la barrera de secundarios de cine y televisión para erigirse como puntas de lanza de este proyecto. Las historias, imaginativas pero bastante “blancas”, refuerzan el vínculo con sus oyentes, registran un seguimiento masivo, y una respuesta proactiva y sorprendente. Si nos dicen hace años que decenas de miles de personas verían partidas de rol en directo en un canal emitido a todo el mundo, nos costaría creerlo.

Es un modelo muy característico que posiblemente por sus circustancias –y presupuesto–, hoy por hoy, no pueda darse más que en EEUU, pero un modelo, al fin y al cabo, que tener muy en cuenta.

Symbaroum

No solo por la excelente y comunicativa campaña de Kickstarter que realizaron a principios de año, sino, y sobre todo, porque ha devuelto mi interés por el rol y por la fantasía en el particular espectro en el que se mueve el juego del estudio Jarninger y que ha editado en español Nosolorol.

Vale, quizá no todo de lo que hable sean juegos de mesa. Pero nunca me había ocurrido esperar los libros que continúan las historias, desear saber más de los personajes y ver la evolución de la historia global del juego. Es el ambiente, sus personajes, su historia oscura y desesperante, su vinculación mitológica con folclore nórdico, con la joya que es Bosque Mitago y con Lovecraft y un bien medido Tolkien.

Symbaroum.
Symbaroum.

Y la claridad de sus tramas para alguien que acomete el rol por primera vez, la facilidad de entrada y la sencillez y opciones de complicación. Pero por hacer honor a esta entrada, casi es más el interés por el tema y cómo se cuenta que por el propio juego en sí. Y esto es algo que sólo puede darte el rol y a mí me lo está dando Symbaroum.

No conozco demasiados juegos de rol, y seguro que los que sepáis más de esto podáis confirmar que hay mejores modos de juego que el desarrollado para Symbaroum. Pero a mí me funciona de forma tan sencilla que casi a veces me parece ridículo que algo tan aparentemente simple esconda toda la complejidad que quieras tratarle. Las opciones de acceder, obviar, olvidar e incluir son tantas que no hace falta más que las ganas. Algo que cada vez veo se pone más en valor a la hora de diseñar un juego de rol.

Pienso, además, que la producción física de un juego de rol siempre saldrá ganando contra la elaboración y fabricación de componentes que exige un juego de mesa. Un proyecto en Kickstarter dedicado al rol tiene mucho más que ganar en cuanto a tiempos de entrega si no tiene figuras que imprimir en 3D en alguna fábrica china que cierre por el fin de año chino. Es un juego que merece una entrada propia y espero dársela en algún momento.

Como último a destacar os dejo el enlace de un calendario que ha realizado Yol, del blog análisisalcubo, con fotografías realizadas con la exquisitez y el buen gusto que caracterizan sus entradas. Un buen modo de empezar el año.

Sin más, os animo a comentar qué es lo que consideráis a destacar, dentro del mundo de los juegos de mesa, que no sean juegos de mesa.

¡Que tengáis un gran año!

Publicado por

LuisFley

Juego a juegos de mesa y casi siempre pierdo. Poco más que decir. Si acaso, que grabo un Podcast sobre ello llamado 'Planeta de Juegos'.

5 comentarios en “Sobre juegos, sin juegos – 2017 Algunos de los hitos de mi año relacionados con juegos de mesa que no son juegos de mesa.

  1. Muchas gracias por la parte que me toca Luis! Yo admiro mucho el Canal de Sergio, Análisis Parálisis, por esos detalles técnicos que va metiendo siempre para mejorar el canal, por su continuidad, por el afán de hacer un canal profesional… Te puede gustar más o menos el contenido (a mi me gusta) pero el trabajo que tiene detrás es incuestionable.
    Feliz Año Luis!!

    1. Gracias a ti!
      Mi problema con los vídeos es precisamente eso, que son vídeos. AP suelo no verlo, sino escucharlo, pero sin duda hay canales (el de Usikai tiene una factura tremenda y se le notan las ganas de querer mejorar a cada momento) que bien merecerían que les atendiera. Pero el formato me supera por tiempo que necesita de empleo. Por tu parte, encantado de leerte y de recomendarte siempre que pueda, es un placer contarte entre la gente gente con talento que he conocido en este mundillo.
      Feliz año!

  2. Luis, muchas gracias por tus palabras sobre Rol de los 90. Me encanta que te guste y que te haya hecho recordar esos tiempos.

    Por mi parte, señalar también que apenas veo vídeos por la misma razón: la falta de ese tan necesitado hoy TIEMPO.

    Un saludo

    1. Gracias a vosotros por vuestro trabajo. Creo que jugáis con una baza más bonita y menos manida que la nostalgia; la capacidad evocadora de quienes han vivido de lo que habláis y que descubren cosas nuevas al hacerlo.
      Otro saludo para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *